Manejo de la pérdida gestacional

No están solos, somos un equipo humano que los apoyará en este proceso.
¿QUÉ ES?

El término pérdida del embarazo o aborto es usado para describir cuando un embarazo detiene su evolución. Clínicamente se diagnóstica porque en un control ecográfico no se observa la presencia del embrión, porque se observa pero hay detención en su viabilidad y desarrollo o porque se ha presentado la expulsión del saco gestacional, el embrión o el feto.

Se denomina pérdida recurrente o aborto habitual cuando se han presentado dos o más episodios consecutivos antes de la semana 20 de gestación y es más frecuente en el primer trimestre del embarazo.

En la actualidad esta definición está obsoleta debido a la postergación de la maternidad después de los 35 años se ha incrementado la pérdida del embarazo por causa genética en edad materna avanzada. Etapa en la cual ya no es óptimo esperar a tener dos pérdidas o más para buscar asesoría especializada tanto reproductiva como genética.

Las causas son generalmente antes de los 38 años son multifactoriales tales como anormalidades genéticas tanto en número o estructura de los cromosomas como mutaciones en la secuencia de los genes, problemas anatómicos, endocrinos u hormonales y problemas inmunológicos: que inducen fallas en el reconocimiento del embarazo (aloinmunidad) o presencia de autoanticuerpos que atacan los propios tejidos u órganos del paciente.

En nuestra experiencia este tipo de problema requiere un manejo multidisciplinario pues muchas veces no se tiene una explicación clara de la causa del aborto ni se realiza ningún diagnóstico genético o inmunológico diferente al estudio de patología. Por esta razón se justifica la necesidad de programas especializados en falla reproductiva donde expertos en diferentes áreas valoren, diagnostiquen y planteen tratamientos con el objetivo de lograr un embarazo a término.

¿Quiénes deben estudiarse?

1. Mujeres con dos o más pérdidas gestacionales consecutivas o no.
2. Antecedentes de una pérdida con estudio genético normal.
3. Historia clínica familiar con antecedentes de pérdidas gestacionales.
4. Historia clínica familiar con antecedentes de eventos trombóticos o problemas de coagulación.
5. Un hijo vivo y pérdidas recurrentes posteriores.
6. Muerte fetal inexplicada.

7. Restricción del crecimiento intrauterino.
8. Preeclampsia.
9. Abruptio de placenta.
10. Falso VDRL o serología reactiva.
11. Problema autoimmune de base (Lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoidea, tiroiditis, etc.).
12. Antecedentes de eventos trombóticos.

Servicios, diagnóstico y tratamiento

Se hace necesaria una adecuada valoración clínica de cada caso y de acuerdo a dicho análisis la valoración de las diversas causas posibles con el fin de dar un correcto manejo de la o las diferentes causas de las pérdidas.

Contamos con consulta médica especializada, diagnóstico genético por embrioscopia, diferentes laboratorios para el estudio genético del material de aborto, estudios de laboratorio clínico general y especializado, ecografía y endoscopia ginecológica.

Los tratamientos dependerán del diagnostico de cada caso en particular e incluyen tratamientos médicos, quirúrgicos, inmunológicos y de asesoría y consejería genética entre otros.

Servicios, diagnóstico y tratamiento