¿ES LA INFERTILIDAD UN PROBLEMA EXCLUSIVAMENTE FEMENINO?

¿ES LA INFERTILIDAD UN PROBLEMA EXCLUSIVAMENTE FEMENINO?

La infertilidad es la incapacidad de concebir un embarazo después de estar teniendo relaciones sexuales de manera frecuente (2 a 3 veces por semana) y sin protección durante u tiempo prudencial (6 meses a 1 año).
Aproximadamente 6% de las mujeres entre 15 y 44 años en la población norteamericana presentan infertilidad y hasta el 12 % no logra llevar un embarazo a término.

Son múltiples las causas de infertilidad femenina, la mayoría relacionadas con alteraciones en el sistema reproductivo:
• Ovarios: Disfunción ovárica, Síndrome de Ovario Poliquístico, Reserva ovárica disminuida, Falla ovárica prematura  o Menopausia.
• Trompas de Falopio: Endometriosis, infecciones pélvicas (Gonorrea, Chlamydia).
• Útero: Malformaciones como tabiques internos, Miomas, Pólipos.

El diagnóstico de estas patologías se logra mediante el interrogatorio, pruebas sanguíneas para conocer el estado hormonal, ecografía transvaginal y en caso de que se requiera histeroscopia y laparoscopia (procedimientos quirúrgicos bajo anestesia) para diagnosticar o corregir la anatomía funcional.

Sin embargo, este no es un problema exclusivo de la mujer. Un estudio del Centro de control de enfermedades analizó datos del National Survey of family growth del 2002 y encontró que el 7.5% de hombres sexualmente activos menores de 45 años en Estados Unidos, han consultado alguna vez por infertilidad. De estos, 18% fue diagnosticado con problemas relacionados con el semen (14%) o con presencia de varicocele (6%).

En conclusión, si no ha podido lograr embarazarse, presenta ciclos menstruales irregulares o es mayor de 35 años y no ha podido concebir en un periodo de 6 meses, es importante consultar a un especialista en Infertilidad o en Endocrinología Ginecológica. En esta consulta se harán pruebas para determinar la causa tanto de la infertilidad como de la pérdida recurrente de la gestación (2 o más abortos espontáneos). También analizarán el semen de su pareja para determinar si la causa es de origen masculino. En muchos casos, las causas son compartidas por la pareja.

Fuente:
http://www.cdc.gov/reproductivehealth/infertility/

No Comments

Post a Comment